31.10.06

George Lucas enamorado


Anda dando vueltas por la web el link a un corto que siempre quise ver pero que –antes que Youtube llegase a nuestras vidas– hubiera sido un lujo impensable o, por lo menos, al alcance de unos pocos privilegiados.
Me refiero a “George Lucas in love”, un corto dirigido por Joe Nussbaum y escrito por Timothy Dowling, Daniel Shere y el propio Nussbaum.
El brevísimo film (dura poco más de 8 minutos) rinde tributo con humor, talento y conocimiento de causa a “Shakespeare in Love” y a la space ópera épica “Star Wars” (La Guerra de las Galaxias, 1977), con un guión que encuentra el punto de equilibrio justo para parodiar a la vez a ambas creaciones, al film de John Madden (1998) y a la saga de George Lucas (1977 y ss.).
Es un corto hecho a base de guiños donde nada queda librado al azar. Y sólo es apto para el consumo de quienes disfrutaron, amaron y aún añoran esos films (aunque alcanza con haber visto el primero de los seis episodios de “Star Wars”).
No se sabe qué habrá pensado George Lucas cuando vio el film, pero sus creadores sí se atreven a imaginar cuáles fueron sus fuentes de inspiración. Uno de sus mayores aciertos: le da la vuelta de rosca más humorística concebible al tópico según el cual Lucas abrevó de fuentes accesibles a la hora de crear el primer capítulo de su saga, en la Universidad de California del Sur, allá por 1967.
Ningún detalle de su entorno fue desechado por el joven George cuando, apremiado por la entrega del guión donde se juega su graduación, concibe a los personajes y a la acción que darán vida al fabuloso universo de “Star Wars”.
Pero la musa se había tomado su tiempo para aparecer. El profesor se da cuenta. “La inspiración encontrar no harás”, le dice a George, sentado en postura de loto ante un árbol extraño. “Ella a ti te encontrará…”. “¿Puede hablar al derecho?”. No, no puede porque representa a Yoda, uno de los extraterrestres más encantadores de la historia del cine, quien insiste en hablar como si lo que dice hubiera pasado por el BabelFish.
“Escribe lo que tu sabes”, le aconseja, por fin, Marion, candidata cantada para encarnar a la princesa Leia. Y así George se lanza, frenéticamente, a escribir el guión que lo consagrará…
Cualquiera sea el Lado de la Fuerza que estés, ver George Lucas in Love es casi una obligación. Diría más: el final de este corto arranca una carcajada incontenible, basada en el poderoso efecto de complicidad que genera el cine cuando es, al mismo tiempo, espejo de una generación.

Alejandro Agostinelli

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

BUenisismooooo

2:59 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home